¿Paz para Colombia?

¿Paz para Colombia?

Sobre las perspectivas de éxito de las negociaciones entre las FARC y el Gobierno de Colombia

© Don Olito. Publicación y difusión en otros espacios solamente con la autorización del autor. Ambato, Ecuador, el 6 de noviembre 2012.

Por cuarta vez en la historia de casi 50 años de violencia y guerra civil entre las FARC y Colombia, los partidos conflictivos se sienten a una mesa de diálogo. Mientras que los últimos tres intentos dentro de los 20 años pasados de negociar una agenda de paz en Colombia fracasaron, esta vez parece ser diferente. Varios observadores internacionales estiman que las negociaciones que se iniciaron hace aproximadamente tres semanas podrían probablemente poner punto final al conflicto considerado el “más antiguo del hemisferio occidental”.

Las razones por las cuales el directorio general de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) entabla un nuevo intento de discusiones y negociaciones son la debilidad política y militar que están sufriendo los rebeldes de extrema-izquierda y la pérdida de respaldo y credibilidad en la población rural colombiana.

Tras las matanzas de varios altos funcionarios de las FARC, dentro de ellos el dirigente Alfonso Cano hace un año, y el diezmo continuo de combatientes por la Fuerzas Armadas de Colombia, el grupo guerrillero se encuentra en estado fuertemente debilitado. No obstante, el ejército y la policía colombiana no lograron a conseguir una victoria militar definitiva contra los guerrilleros que se auto consideran como marxistas.

Las condiciones para las negociaciones parecen ser más favorables que en los intentos anteriores,  ya que el presidente actual de Colombia, Juan Manuel Santos, está a favor mientras que su antecesor Álvaro Uribe (2002-2010) se negaba a cualquier forma de discusión con las FARC. Las dos partes, los guerrilleros y el Gobierno, saben que una victoria militar definitiva es muy improbable, lo que les ha llevado a la conclusión de reabrir de nuevo un proceso de paz. Pese a la euforia del inicio de las negociaciones no se debe de olvidar que la cantidad de los temas que se discutirán, la gravedad y la longitud del conflicto armado perturban las expectativas del mismo.

El siguiente análisis tratará en primer lugar una breve explicación del surgimiento del conflicto y la agenda de negociación. Después, se discutirá, si el nuevo proceso de negociación puede llevar a una paz en Colombia.

„Me gusta ponerme retos difíciles“, dijo el mandatario colombiano Santos poco después de su asunción del mando el 7 de agosto 2010.[1] Para la segunda parte de su período legislativo se reservó una tarea especialmente ambiciosa. Después de tres intentos fallados de negociaciones para terminar el conflicto armado Santos proclamó el 4 de septiembre 2012 que unos delegados de las FARC y del Gobierno habían firmado un acuerdo en La Habana (Cuba) para terminar siglos de violencia y establecer la paz en el país.[2]

El “Conflicto Armado en Colombia” o la “Guerra Civil Colombiana” es un conflicto interno asimétrico de baja intensidad que empezó hace 48 años.[3] Las partes involucradas en este conflicto son el Gobierno de Colombia, respectivamente las Fuerzas Armadas, la Marina, la Fuerza Aérea y la Policía Nacional que reciben aportes y ayuda militar, financiera y logística de los Estados Unidos de América (EEUU). Los beligerantes opuestos son distintos grupos rebeldes con tácticas guerrilleras de los cuales los más importantes que hoy en día siguen activos son las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Sus fuentes financieras más importantes provienen del narcotráfico o sea de la cooperación con carteles y narcotraficantes. Un tercer conglomerado de actores involucrados son los paramilitares, grupos armados de extrema-derecha, parcialmente tolerados por el Gobierno de Colombia que justifican su existencia y su acciones con la lucha contra las guerrillas. Los paramilitares proclaman que quieren apoyar a las Fuerzas Armadas militarmente. A todos los tres grupos de actores (Gobierno, guerrillas y paramilitares) se les ha comprobado varias veces de tener relaciones y cooperación con distintos carteles de droga. Para las guerrillas o los paramilitares, la colaboración con los narcotraficantes o el propio negocio con estupefacientes ilegales le posibilitan su supervivencia y el mantenimiento de sus acciones.[4]

Es difícil entresacar las razones de un conflicto armado de tal dimensión. Un factor fundamental en la cultura política colombiana es la polarización política entre “conservadores” y “liberales” que surgió después de la independencia del país (1810/1819) y que se mantiene de cierta forma hasta la actualidad. El estallido del conflicto armado se atribuye al homicidio de Jorge Eliécer Gaitán, un político liberal, en el año 1948. De igual forma contribuyeron al conflicto las desigualdades extremas entre los latifundistas y los campesinos que habitan las zonas rurales, sobre todo en los departamentos orientales de la selva amazónica.[5] Por consiguiente, algunas partes de los campesinos rurales se radicalizaron y fundaron organizaciones guerrilleros y rebeldes de los cuales las FARC se hicieron las más influyentes o conocidas. En los años noventa tenían un gran auge militar pero desde 1998 el poder y la influencia de las FARC declina cada vez más, debido a la ampliación gradual de las Fuerzas Armadas con la ayuda militar de EEUU y el descenso del respaldo en las zonas rurales.[6] La mayoría de periodistas e investigadores se explican la voluntad de las FARC de volver a la mesa de negociaciones por posición débil.

Las pre negociaciones en agosto y septiembre en La Habana que fueron acompañadas por Cuba y Noruega como “garantes” y por Venezuela y Chile como “acompañantes” producían una agenda que contiene seis puntos principales. 1) Desarrollo agrario integral, en especial en las zonas rurales, 2) Participación política, 3) Tregua y fin del conflicto, 4) Solución al problema de las drogas ilícitas, 5) Víctimas (del conflicto armado), 6) Implementación, Verificación y refrendación con una posible firma de un acuerdo final entre los negociantes.[7]

Muchos medios de comunicación estaban presentes el 17 de octubre de 2012 en el Hotel Hurdalsjoen cerca de Oslo, la capital noruega, cuando las delegaciones del Gobierno de Colombia y de las FARC inauguraron la primera ronda de prensa.[8] Los discursos de los negociantes no se parecían mucho. Mientras que Umberto de la Calle, líder de la delegación del Gobierno expresó el deseo de la población colombiana para la paz, elogió a las FARC de haber respetado los compromisos hechos y también mencionó la posibilidad de redactar una posible nueva Constitución para el país, Iván Márquez, miembro del secretariado de las FARC criticó fuertemente al Gobierno.[9] El guerrillero Márquez, considerado como uno de los más importantes estratégicos políticos de la banda terrorista, hizo hincapié en la política de suelo del Gobierno, en su opinión totalmente fracasada, y exigió la nacionalización de todas las industrias.[10] Problemático en su discurso era también el hecho de pronunciar datos falsos o muy equivocados de los índices de pobreza o desigualdad en Colombia.[11]

Después de la inauguración del actual proceso de paz en Oslo, se continuarán las discusiones de la agenda establecida el 15 de noviembre en La Habana. Hasta ahora no se ha llegado a un cese de fuego, que recién será el tercer punto de la agenda. Como comunicó el director de la Policía Nacional de Colombia en una entrevista, las operaciones militares están en plena actividad.[12] En los últimas dos semanas se reportaron actividades de paramilitares en el Valle del Cauca y las FARC asesinaron a seis policías en la misma región. Sin embargo, para hacer posible las negociaciones, se revocaron temporalmente las órdenes de retención para sus delegados. El director de la Policía Nacional subraya que las negociaciones son la “única posibilidad para los FARC de quedar vivos”.[13]

Mientras que al inicio de las negociaciones en Oslo predominaba la euforia sobre la reapertura del proceso de paz, más tarde también es escuchaban voces pesimistas. Está problemático que no participan grupos y actores de la sociedad civil y que el proceso todavía no involucra al segundo grupo guerrillero, el ELN, que ejerce control sobre algunas zonas en los departamentos de Nariño, Cauca y Chocó. [15] Los críticos también argumentan que las diferencias ideológicas entre las FARC y el Gobierno son demasiado grandes.[14]

Al contrario también se pueden mencionar aspectos positivos como la gran aprobación del proceso de paz en la población colombiana. Según una encuesta de Datexco, más de 67% de las colombianas y los colombianos apoyan las negociaciones.[16] El clima político también es más favorable que en antes de 2010, cuando Uribe tuvo muchos éxitos contras las FARC pero hasta hoy en día rechaza cualquier tipo de negociación, aunque muchos expertos militares creen que una victoria militar es muy improbable.[17]

¿Cuán realista es, que las negociaciones actuales conllevan a una paz estable y duradera, como lo propone la meta de la agenda?

Un cese rápido del conflicto armado en Colombia no parece muy probable, pese a los esfuerzos de ambos lados. Un obstáculo importante es el hecho de  que no todas partes de las FARC apoyan al proceso y que a parte de ellas también sigue operando el ELN. Este ha declarado unilateralmente que está apoyando el proceso pero formalmente todavía no forma parte del mismo.

Todavía no existen propuestas claras como puede realizarse un proceso de superación o enfrentamiento crítico con el pasado de las atrocidades cometidas por las FARC, los paramilitares y los militares de los ejércitos colombianos. En posible discusión está el modelo de una “Comisión de Verdad y Reconciliación” que se realizó por ejemplo en Perú (Sendero Luminoso, guerra civil) o en Argentina y Chile (Dictaduras militares). Hay muchas preguntas abiertas como la indemnización de las víctimas y  sus familiares. También resultaría difícil proporcionar, explicar y justificar a las víctimas como los terroristas de las FARC podrían tener participación política en el país.

Otra dificultad para una Colombia en paz es el enredo profundo de las FARC y del ELN en el tráfico ilícito de estupefacientes, principalmente en la elaboración y comercialización de la cocaína. El tráfico de drogas les produce márgenes de ganancia enormes. Pese a que la agenda de negociación prevé hablar sobre programas de substitución con las cuales se quieren convencer a los campesinos de plantar productos alternativos y no plantas de coca para la producción de cocaína, la realidad demuestra que estos incentivos no tienen éxito. Programas similares en Perú y Bolivia no han podido reducir las áreas de plantaciones de coca ni la elaboración de la cocaína.

El problema de violencia en Colombia no es solamente un problema con las FARC o con el ELN, sino que está inmediatamente conectado con la ilegalidad de las drogas y las ganancias tremendas que conlleva el tráfico con los narcóticos. Sería indudablemente un paso significativo e histórico cuando se lograra un tratado de paz con las FARC pero también sería ingenuo pensar que la violencia acabaría con una tregua de los militantes guerrilleros. El Conflicto Armado de Colombia que empezó hace 50 años por desigualdades masivas, pobreza rural extrema y división política en el país no se podrá resolver sin reflexionar y hacer un giro en las políticas antidrogas fracasadas.


[1] El Comercio (Ecuador), 29.10.2012, p. 2.

[2] International Crisis Group: Colombia: Peace at Last. Crisis Group Latin America Report N°45, 25 September 2012, S. 34

[3] …”is an ongoing asymmetric low-intensity armed conlict”. InSight Crime: http://www.insightcrime.org/organized-crime-profile/colombia, 02.11.2012

[4] Para una explicación detallada del estallido y proceso del conflicto vea InSight Crime: http://www.insightcrime.org/organized-crime-profile/colombia y International Crisis Group: Colombia: Peace at Last? Crisis Group Latin America Report N°45, 25 September 2012.

[5] Insight Crime: http://www.insightcrime.org/organized-crime-profile/colombia, 02.11.2012

[6] Los EEUU transfirieron entre 200 y 750 millones de dólares de ayuda militar a Colombia de 2000 a 2011.

[7]RCN Radio: http://www.rcnradio.com/noticias/puntos-del-acuerdo-de-negociacion-entre-gobierno-y-farc-18177, 29.10.2012. Übersetzung des Autors.

[8] El País: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/10/18/actualidad/1350553760_147710.html, 29.10.2012

[9] Amerika21: http://amerika21.de/nachrichten/2012/10/65785/oslo-friedensgespraeche, 29.10.2012

[10] Economist Intelligence Unit: http://country.eiu.com/article.aspx?articleid=1469698331&Country=Colombia&topic=Politics&subtopic=Forecast&subsubtopic=Political%20stability&u=1&pid=1439650128&oid=1439650128&uid=1, 29.10.2012

[11] Márquez declaró que más de 65% de la población colombiana vive en pobreza, en realidad son 44%. Afirmó que Colombia ocupa el puesto tres en la lista de los países con mayor desigualdad en el mundo (Coeficiente de Gini), en realidad ocupa el puesto diez, mientras que más de 30 países, la mayoría subsaharianos no están listados. Fuentes: Banco Mundial, PNUD y CIA Factbook. El discurso de Márquez se puede leer aquí: http://prensarural.org/spip/spip.php?article9438, 29.10.2012

[12] El País: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/10/27/actualidad/1351360663_417754.html, 29.10.2012

[13] Ibíd.

[14] Real Instituto Elcano: http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/ari70-2012_murillo_colombia_negociacion_paz_2012, 29.10.2012

[15] El ELN declaró que apoya al proceso pero no está involucrado formalmente. El Comercio (Ecuador): http://especiales.elcomercio.com/2012/10/farc/#.UI8zJFE0iSo, 29.10.2012.

[16] El Comercio (Ecuador) (29.10.2012), p. 2.

[17] International Crisis Group: Colombia: Peace at Last? Crisis Group Latin America Report N°45, 25 September 2012, S. i.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s